Cuatro manzanas famosas Reviewed by Momizat on . Rating:
You Are Here: Home » Visiones » Cuatro manzanas famosas

Cuatro manzanas famosas

JUAN CARLOS GARCÍA | El argumento más repetido es que el nombre en latin para el mal es malum y la palabra en latín para la manzana es también malum.

Manzana 1

Con una manzana se ilustra el pasaje bíblico de Adán y Eva expulsados del Paraíso por probar el fruto del árbol del conocimiento. El paraíso simboliza el estado de tranquilidad antes de hacer el mal mientras que la manzana la tentación. Sin embargo, la Biblia nunca habla de una manzana, eso fue un aporte muy posterior de la imaginación de la gente de la Edad Media. El argumento más repetido es que el nombre en latin para el mal es malum y la palabra en latín para la manzana es también malum. Al traducirse al latin “el árbol del conocimiento del bien y el mal”, la palabra mal podría ser entendida equivocadamente como manzana.

Manzana 2

La manzana de la discordia es una frase muy conocida. ¿De dónde viene y por qué una manzana y no una naranja, una fresa o un guineo? El origen de esta frase hay que buscarlo en la mitología griega. Se planeaba la celebración de una fiesta y entre los invitados no estaba Eris, la diosa de la discordia. Molesta por haber sido excluida del ágape, acudió a la fiesta de todas formas. En cuanto llegó, entregó una manzana dorada a los invitados y les dijo que era un regalo para la diosa más bella del Olimpo. Las diosas, entre ellas Hera, Palas Atenea y Afrodita, comenzaron a pelear por la manzana. La discordia surgió entre ellas, todo por culpa de esa manzana. Hoy se dice que el mito inicial lo provocó otra fruta, muy parecida a la ciruela o las zarzamora, pero jamás una manzana.

Manzana 3

Según las leyendas del siglo XIII, Guillermo Tell fue muy famoso por su puntería con la ballesta. Cierto día que paseaba con su hijo rehusó inclinarse ante una petulante autoridad. Por la muestra de rebeldía el gobernador de Altdorf, Hermann Gessler, obligó a disparar su ballesta contra una manzana colocada sobre la cabeza de su propio hijo, el cual fue situado a 80 pasos de distancia. Si Tell acertaba sería librado de cualquier cargo, con grave riesgo para su hijo, pero pasó la prueba. Hoy en día algunos biógrafos dicen que no fue una manzana, sino una toronja el fruto colocado sobre la cabeza del muchacho. Incluso un melón, porque una manzana es un blanco demasiado difícil.

Manzana 4

Mediante la caída de una manzana sobre la cabeza de Isaac Newton, éste dedujo la Ley de gravitación universal. Un pasaje muy romántico, que quizás no ocurrió de esa forma. Lo más seguro es que Newton vio repetidas veces caer frutas, semillas o lo que sea de cualquier árbol y de esa forma, con el paso del tiempo, dedujo lo que esas caídas significaban, esto es, la gravedad, dedujo Newton, es la aceleración que experimenta un objeto en las cercanías de un planeta o satélite. Por efecto de la gravedad tenemos la sensación de peso, si estamos apoyados en el planeta o satélite. En caso contrario, y si no estamos bajo el efecto de otras fuerzas, sufriremos una aceleración dirigida aproximadamente hacia el centro del planeta o satélite. Descubrir las causas de esto, fue el hallazgo de un científico británico, inspirado por una manzana que le cayó en la cabeza, avalado por muchos libros aunque no sea cierto. [Juan Carlos García, periodista y escritor mexicano, reside en RD]

© 2011 Media Isla. Todos los derechos reservados

Scroll to top