El mundo ecléctico de Jaime Cabrera González Reviewed by Momizat on . Rating:
You Are Here: Home » Entrevistas » El mundo ecléctico de Jaime Cabrera González

El mundo ecléctico de Jaime Cabrera González

BEATRIZ E. MENDOZA [mediaisla] «Definitivamente necesito la distancia para escribir porque yo me involucro demasiado. Hay cosas mías, en pequeños detalles está la mano autobiográfica, pero me gusta mas mirar las cosas como cuando uno se para frente a un vitrina»

Sentarse a conversar con el barranquillero Jaime Cabrera es un placer pues siempre tiene un apunte gracioso sobre cualquier tema. Pero si el tema es la literatura y las artes el placer es doble pues sus acotaciones son sensatas, honestas y acertadas. Lo que nunca había hecho es sentarme a conversar con él sobre su obra.

En esta ocasión la excusa es que “Mr. Steel se salva de un cuento”, así se titula el relato que ganó mención de honor en el primer concurso nacional de cuento Alvaro Cepeda Samudio, otorgado en Colombia, y que hoy es publicado por primera vez desde que fue escrito hace ventitantos años.

Al leer tus cuentos me queda la sensación de que pasan en mundo mágico, que se parece a la realidad pero que en realidad sucede en el plano de la fantasía, ¿esto es algo que tú buscas o es así como salen?

—Yo mismo no podría explicarte, prefiero que la persona encuentre lo que quiera, que tenga libertad, pero sí me planteo un cuento dentro de lo literario, dentro de un mundo ficticio o artificioso con características parecidas a la realidad pero es un mundo que tiene sus elementos interiores, sus leyes y puedes tomarlo como que ha sucedido o no. Son unos cuentos que no corresponden a lo real anecdótico sino que van más allá o están al interior de eso, tienen su propia manera de desarrollarse, yo los asumo así, es parte de lo que me sale.

Esta es una historia que parte de lo real, pero fue trabajada por mí para darle características especiales a un personaje aparentemente duro, pero que su dureza es ficticia. Mr. Steel es un personaje duro, aparentemente inflexible y que la gente que trabaja con él lo ve como un hombre muy fuerte, tenaz y resulta que el tipo cuando se enamora su dureza desaparece totalmente.

¿Cuándo lo escribiste?

—Este cuento específico corresponde a una serie de cuentos que escribí cuando llegué a Miami hace unos 20 años y todos están situados en la zona de South Beach, una zona con unos contrastes que sólo se dan aquí, una zona que aparentemente es sólo frívola, pero donde hay gente que viene de un exilio, que se exilia aquí, que tiene que sobrevivir en un bar, personajes que nada tienen que ver con el mundillo farandulero y plástico y esta gente yo la fui encontrando a medida que fui viviendo aquí, fui creándoles historia.

En el relato, la voz narrativa cambia, y cambia párrafo a párrafo, ¿eso es algo que trabajaste desde el principio o cómo lo trabajaste?

—El cuento es narrado por una sola persona que recoge varias voces sobre Mr. Steel. Este relato es de una serie de cuentos míos que fueron escritos y reescritos, son un trabajo de reescritura y de tiempo. Este inicialmente surgió contado por una tercera persona y es sobre este personaje que administraba un hotelito de South Beach para turistas pobres o sin mucho dinero. Aparece de pronto una voz principal, que es la que me va a contar quién es el personaje, pero se da cuenta que él no lo sabe todo porque es otro turista más y acude a los botones, a las empleadas. En el cuento hay dos amores, el que el narrador encuentra en ese hotel y el que está sintiendo el señor Steel.

Me parece que el final es contundente, ¿siempre supiste como iba a terminar la historia?

—Desde el principio supe que el cuento iba para allá, nadie es tan duro y un personaje en algún momento tiene una debilidad por algo, lo que quise mostrar es la debilidad, nadie es blanco o negro. No sabía a donde iba a llegar pero al mismo tiempo sabía para donde iba, la poca dureza tenía que ver con lo que pasa al final.

Este cuento forma parte de un libro, háblame de ese libro.

—Este es el único libro que no tiene nada que ver con Barranquilla, todos los cuentos pasan en South Beach durante el verano y siempre hay agazapada una tormenta meteorológica o de los personajes frente a lo que están viviendo. Son como 25 cuentos, y entre uno y otro hay corrientes de resacas, historias cortitas que he recogido de lo que he vivido en buses, de lo que he visto en las calles.

El libro ha cambiado de nombre, pero el último que le puse es La playa, blues y contratiempo, esto debido al tiempo meteorológico y lo que tu no esperas en la trama. Hay cuentos de músicos, de meseros, de modelos, de locos callejeros, de personajes que uno sabe si están locos o no pero que se salen de la línea de la normalidad entre comillas, hay policías, hay de todo de lo que uno ve en esta ciudad.

Hay personajes que se asoman en un cuento y aparecen en otro.

¿Es posible que el lector los identifique?

—Si lees el libro completo sí, hay muchos, y eso se logra tejiendo un cuento con otro pero hay que hacerlo muy obvio para que el lector pueda identificarlo.

La mayor parte de tu obra habla de Barranquilla, pero estos cuentos se salen de la norma.

—Así es. Este libro es una visión netamente de esta zona en donde yo he vivido los últimos 20 años. Este es un libro excéntrico, que se sale del centro mío. El libro lo escribí en Israel porque yo llegué deslumbrado con lo que viví en Miami Beach, donde pasé un período de tiempo antes de instalarme aquí.

Definitivamente necesito la distancia para escribir porque yo me involucro demasiado. Hay cosas mías, en pequeños detalles está la mano autobiográfica, pero me gusta mas mirar las cosas como cuando uno se para frente a un vitrina desde la acera de enfrente y esa separación me facilita una visión sin que prime lo muy subjetivo, es más de observador, que todo se mueva y sencillamente observar las cosas desde fuera. | bem, Miami, fl bmendozac@gmail.com


Comments (7)

  • Evelyn Lux

    Jaimito de los Jobos!!!!!
    Cuantos cuentos ineditos estan aun sin publicar…… Cuantas memorias sin editar…cuantos recuerdos sin plasmar en un papel y que aun revolotean en tu interior….
    Me delito al leerte, pero mas aun al escucharte. FELICITACIONES!!!!

  • Carlos Insignares"el hijo del folclor" Colombia

    Saludos Jaime!, La sencilles es algo innato y tu lo tienes. Gracias por dejarme ser tu amigo o por lo menos, gracias por dejar cruzar palabras. Felicitaciones y un HUGE HUG!

  • Felipe Diaz

    Buena esa Jaime! Como he trabajado en los hoteles en South Beach (Collins Ave.)me identifico con esos personajes y se exactamente de que ambiente estas hablando(y escribiendo!). Un ‘paquete de saludos’, un fuerte abrazo y sigue pa’lante.
    –Felipe

  • Rafael Quintero

    Jaime, No he tenido el placer de leer tu ultima producción. Eres un escritor oculto para la fama y de gran talla. Cuando has escrito inspirado en Barranquilla, evoco en mi deleite a otro escritor memorable de la costa caribe colombiana, al maestro Cepeda Samudio. Tienes una espontaneidad barranquillera y una certeza del oficio en cada frase, que solo trae al lector: placer y frescura. Te Felicito querido Jaime, por tu nuevo trabajo y quisiera leer ya, como es Miami,ese mundo tropical y distante, bajo tu mirada y vivencia de escritor.

  • Roxana C

    Aquí está pintado Jaime Cabrera tal cual es. Es difícil encontrar a un escritor tan coherente con su obra como lo es él. Me alegra muchísimo que reconozcan en el mundo lo que todos en Barranquilla conocemos de sobra. Gracias, Beatriz por este texto. Y Jaime por abrir las puertas de su propia vida.

  • RamónCho

    Por favor: me podrían explicar, pues no lo hace la lúcida entrevistadora: ¿de dónde salió ese tal Cabrera González? ¿Setá uno que es pariente -sobrino- de un tal Cabrera Infante, el mismo que escribió una inexplicable apología al Tabaco? ¿será primo de Fausto, el de teatro, o de Sergio el comunista de su hijo nacido en Beijing, a quien se le dió por hacer Estrategias de Caracoles? ¿o será algo de Felipe, el del PSOE? El artículo no aclara nada de eso. Gracias por la atención.

  • Juan Pablo Salas

    Por un momento sentí estar escuchando esta conversación en una tertulia, con ese acento barraquillero y sabroso y moteado de anécdotas y vino. Qué grato escuchar al narrador hablando de su proceso creativo, de su imaginación, de su vivencia como autor, algo que no se logra con facilidad. Gracias Beatriz por traernos este Jaime que ya no es tan secreto. (Quiero ver más papeles llenos con esas historias entre dos tapas).

Leave a Comment

© 2011 Media Isla. Todos los derechos reservados

Scroll to top